[Download not found]Hola, en este video trataremos de enseñar los procedimientos básicos para recolocar una lápida de piedra. Hay dos cosas importantes que recordar. Lo primero es asegurarse de la seguridad personal y lo segundo es no hacer daño a la lápida como tal. Estas son estructuras delicadas pero pesadas y se debe de ejercitar una gran cantidad de cuidado y precaución al moverlas.

English Español
Por alguna razón estos pernos han fallado. Lo próximo que debemos de hacer es remover estos pernos. Muchas veces uno puede remover pernos viejos con un alicate.

Por alguna razón estos pernos han fallado. Lo próximo que debemos de hacer es remover estos pernos. Muchas veces uno puede remover pernos viejos con un alicate.

Antes de empezar, tenemos que asegurarnos de que todas nuestras partes estén seguras y estables. Para hacer esto tendremos que mover la lápida de la base para tener el espacio necesario para trabajar. Es importante tener a alguien que lo ayude a mover la lápida.

Ya que hemos separado nuestras dos piezas vamos primero a enfocarnos en la base. La base del monumento es lo más importante. Sin una base segura y estable, cualquier reparación que le hagamos a la piedra va a estar en riesgo de fallar en el futuro.

Podemos ver que esta base de piedra caliza una vez tuvo dos pernos de bronce metidos para tratar de estabilizar la lápida. Por alguna razón estos pernos han fallado. Lo próximo que debemos de hacer es remover estos pernos. Muchas veces uno puede remover pernos viejos con un alicate. Si esto no funciona o si los pernos están severamente corroídos como es el caso con mucho de los pernos de hierro, será necesario barrenar los pernos. Haremos esto con una amoladora angular eléctrica equipada con una broca para mampostería. Las brocas para mampostería también se encuentran disponibles para taladros regulares.

Lo próximo que notamos en nuestra base es que tiene rastros del mortero utilizado anteriormente, el cual ha fallado.

Lo próximo que notamos en nuestra base es que tiene rastros del mortero utilizado anteriormente, el cual ha fallado.

Cuando este escogiendo las herramientas para utilizar, elija una que sea la más cercana al tamaño del agujero original. No hay razón para remover material original de más innecesariamente. Será necesario hacer este procedimiento a la base y a la lápida.

Una vez que los pernos hayan sido removidos y que el agujero haya sido limpiado, necesitamos medir la profundidad y el diámetro del agujero. Ahora meteremos dos pernos de acero inoxidable. El acero inoxidable no se corroerá con el tiempo de la manera en que los pernos de bronce y de hierro se corroen. Querrá asegurarse de que sus nuevos pernos sean ligeramente más cortos y pequeños que los agujeros. Esto ayuda a eliminar el movimiento debido a la expansión y contracción.

Lo próximo que notamos en nuestra base es que tiene rastros del mortero utilizado anteriormente, el cual ha fallado. Debemos de remover lo que quede del mortero que esté suelto para asegurarnos de que tengamos un buen enlace con la superficie de la piedra que vamos a recolocar. Cuidadosamente vamos a remover el mortero con un martillo y cincel. Esto se deberá hacer tanto a la base como a la lápida.

Empezamos colocando el compuesto alrededor del borde de la piedra, a media pulgada de la orilla.

Empezamos colocando el compuesto alrededor del borde de la piedra, a media pulgada de la orilla.

Una vez que hayamos removido lo que quede del material viejo, tales como los pernos y el mortero, podemos empezar a limpiar la piedra. Preste atención especial a las dos superficies que vamos a unir cuando recoloquemos la lápida.

Después de que la piedra esté limpia, debemos dejarla secar antes de continuar. Es una buena idea dejar la piedra secar por varias horas antes de continuar. Ahora que nuestra piedra está seca, podemos preparar la base para la lápida. Es sugerible tratar de colocar la lápida en la base antes de añadir algún compuesto o mortero para asegurarnos de que quepa en el espacio. Para este procedimiento de recolocar la lápida vamos a utilizar un compuesto utilizado para fijar monumentos. Este material se mantendrá flexible y permitirá que la piedra se expanda y contraiga con el tiempo sin romper la unión. Además, el compuesto utilizado como mortero puede ser fácilmente removido en el futuro, de así ser necesario. Esto cause daño mínimo a una piedra histórica.

Ahora es tiempo de colocar la lápida sobre la base.

Ahora es tiempo de colocar la lápida sobre la base.

Empezamos colocando el compuesto alrededor del borde de la piedra, a media pulgada de la orilla. Una vez que la lápida esté colocada, el compuesto sobrante será empujado de debajo de la lápida debido al peso de esta.

Ahora es tiempo de colocar la lápida sobre la base. Denuevo, es importante levantar la lápida entre dos personas. Estas estructuras pueden ser sorprendentemente pesadas y delicadas y se debe de tener mucho cuidado al moverlas.

Una vez que haya verificado que su lápida está nivelada, haga los ajustes necesarios. Debe de remover cualquier exceso del compuesto de los bordes entre la lápida y la base.

Y ahí lo tenemos.

Una vez que hayamos colocado la lápida sobre la base, el compuesto se asentará lentamente con el tiempo. Ahora que ha visto este video sobre los procedimientos básicos para recolocar una lápida de piedra, recuerde mantener su seguridad personal y de no hacer daño a la lápida como tal. Buena suerte.

Restablecimiento: antes (izquierda) y después (derecha).

Restablecimiento: antes (izquierda) y después (derecha).

Share →

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>